Noticias de Groupe Rouiller : Innovación

Ene
2018

La arrocicultura de Pekín en Saint-Malo – Preguntas a Bin Wang

La arrocicultura de Pekín en Saint-Malo – Preguntas a Bin Wang

Escrito por Groupe Roullier / Publicado en Innovación

Bin Wang es un becario chino que está realizando sus estudios en la Chinese Academy Agricultural Sciences (CAAS). Llegó a Francia durante el mes de septiembre de 2017 y ha hecho mejoras en el cultivo del arroz en medio cerrado, su especialidad, bajo la responsabilidad de Mustapha Arkoun, Doctor en Fisiología de Plantas, Jefe del Proyecto Nitrógeno.

Hemos querido hacerle unas preguntas para saber cómo va su integración en el Groupe Roullier y en Saint-Malo.

  • ¿Podría explicarnos su trayectoria?

Me llamo Bin Wang, soy de China, más concretamente de la capital, Pekín. En China, soy estudiante de la Chinese Academy Agricultural Sciences (CAAS), cuya sede está en Pekín.

Actualmente, estoy realizando un periodo de prácticas de cinco meses de duración en el Groupe Roullier, en calidad de ingeniero agrónomo. Llegué a Saint-Malo en el mes de septiembre de 2017, ya que deseaba descubrir una nueva cultura del trabajo y un nuevo país. Tuve la oportunidad de incorporarme al Groupe Roullier, y me alegro de ello. 

  • ¿Cuáles son sus campos de estudios?

Mi campo de estudios es la agronomía, y estudio todo lo relativo al agrosistema. 

Además, estoy interesado más particularmente en la mejora de la eficacia de las producciones en materia de nutrición para la población, principalmente con la arrocicultura, que es un alimento básico en China. Para mí, es un medio para mejorar las producciones, tanto en calidad como en cantidad.

En el CMI, me encargo de llevar a cabo investigaciones sobre especies como el arroz y comprender el metabolismo nutricional, principalmente el nitrógeno en relación con los aspectos medioambientales. Estas investigaciones tienen que ver, claro está, con el tema de mi tesis, lo cual me aporta conocimientos suplementarios que me permiten ejercer mis misiones de forma muy profesional.

Este campo de estudios tiene como objetivo mejorar la producción en recinto cerrado, con el fin de aumentar la producción, para permitir alimentar una población asiática en fuerte crecimiento, y afrontar la escasez de arrozales.

  • ¿Cómo ha resultado su integración en el Groupe Roullier?

Es la primera vez que vengo a Francia y Europa. Para mí es todo un descubrimiento, tanto a nivel profesional como cultural. Gracias a este periodo de prácticas, he podido descubrir una cultura completamente diferente de la que suelo tratar en China.

Desde un punto de vista profesional, estoy muy contento de poder trabajar con material de calidad que está a nuestra disposición en los laboratorios e invernaderos del CMI. De este modo, puedo proceder a investigaciones profundizadas, que nos permiten estar en la vanguardia de la innovación. Al llegar a Saint-Malo, no me esperaba trabajar con herramientas así, y cada mañana me dirijo a mi lugar de trabajo con inmenso placer.

No considero que sea difícil vivir en un país extranjero, y en Saint-Malo no he experimentado ningún problema de adaptación. Aprecio particularmente el clima de Bretaña, que es más suave que el de Pekín, donde actualmente las temperaturas son más frías. Desde mi llegada, he tenido la ocasión de probar, y sobre todo de apreciar la gastronomía bretona y francesa.

  • ¿Cuáles son sus actividades fuera de su trabajo? ¿Aprovechará para visitar Bretaña?

Durante mis ratos de ocio, me intereso mucho por las últimas novedades científicas, en relación con mi campo de estudios. Me gusta leer revistas científicas, lo cual me permite estar al corriente con las más recientes investigaciones llevadas a cabo en todo el mundo.

Pero también tengo, por supuesto, otras ocupaciones aparte de mi trabajo, ya que desde mi llegada he tenido tiempo de visitar Saint-Malo y sus alrededores. Es una ciudad bellísima, donde se respira el aire marino, lo cual es un cambio enorme con respecto a mi vida diaria en Pekín, donde siempre estoy muy ocupado. He tenido la ocasión de ir a Dinard y Rennes, pero también de disfrutar de la playa y saborear los típicos pasteles bretones. Es un verdadero placer descubrir todas estas novedades que, en el futuro, podré contar a mis familiares.

  • A largo plazo, ¿cuál es su proyecto profesional? ¿Piensa trabajar en Francia?

Una vez entregada mi tesis a mi universidad, deseo obtener mi diploma, que me permite dedicarme profesionalmente a la labor de ingeniero agrónomo, con el fin de hallar soluciones para las generaciones futuras.

Quisiera volver a trabajar a China, ya que es mi país de origen, donde vive toda mi familia. Me encanta Francia, pero mi campo de estudios está relacionado con la situación china en términos de agronomía. De hecho, me he especializado en la arrocicultura, al ser China el primer productor mundial de arroz.

Pero conservaré un recuerdo imborrable de Francia y de mi experiencia en el Groupe Roullier y junto a Dr. Mustapha Arkoun, gracias al cual he podido mejorar mis conocimientos de agronomía.

Compartir el artículo : TWEETER LINKEDIN FACEBOOK GOOGLE +